ALIMENTOS QUE MEJORAN LA CIRCULACIÓN. (Nutrición)

A menudo los problemas de mala circulación sanguínea van unidos a pesadez e hinchazón de piernas, síntomas que evidencian también retención de líquidos. Mejorar ambos problemas es posible gracias a la dieta.

La insuficiencia venosa es uno de los efectos más llamativos de la mala circulación sanguínea. El exceso de peso, los embarazos, el estreñimiento, el uso de anticonceptivos orales y, sobre todo, una dieta inadecuada, pueden desencadenarla. Una de cada tres mujeres padece insuficiencia venosa, por lo que se considera un problema predominantemente femenino, pero no es la única evidencia de problemas circulatorios. De hecho, la existencia de manos y pies fríos o la aparición de celulitis son un toque de atención para cuidar con más detalle esta parcela tan importante de la salud. El consumo de determinados nutrientes, así como la limitación de otros, puede ayudar a estimular la circulación sanguínea y linfática y evitar la retención de líquidos. De esta forma el organismo se sentirá más ligero, lo que repercute en el bienestar general. Habrá que acudir, por tanto, a sustancias vasoprotectoras y reconstituyentes vasculares, además de favorecer el drenaje orgánico natural con una dieta a medida.

Qué poner en la mesa.

  • Ensaladas que incluyan lechuga y variedades menos extendidas como el diente de león. Contienen fotoquímicos que estimulan la circulación y la desintoxicación orgánica.
  • El consabido dúo del ajo y la cebolla, que pueden incluirse en ensaladas, sofritos y guisos. Ambos condimentos son fluidificantes de la sangre.
  • Cereales integrales y legumbres, porque aumentan la cantidad de fibra, tanto soluble como insoluble, en la dieta. Y a más fibra, menos problemas de estreñimiento y, por tanto, menos presión intestinal. Puede aumentarse fácilmente el consumo de estos alimentos optando por el pan integral y de cereales, agregando cereales a la leche del desayuno o comiendo galletas y repostería realizada con harina integral. Las legumbres deben estar presentes en la mesa al menos dos veces por semana.
  • Aceite de oliva virgen para aderezar ensaladas y preparar cualquier plato, ya que sus ácidos grasos poliinsaturados contribuyen a fluidificar la sangre y limitar las placas de ateroma que propicia el exceso de colesterol. Además, el aceite de oliva virgen aporta vitamina E de efecto antioxidante.
  • Pescado azul dos o tres veces a la semana. Es conocido por su riqueza en ácidos grasos omega 3, que previenen la aparición de trombos.
  • Fruta rica en fibra, especialmente aquella que contenga vitamina C, un antioxidante para mantener en buen estado las paredes venosas, y actividad vitamínica P, por su riqueza en flavonoides, muy indicados para combatir la fragilidad capilar. Éstos se hallan, por ejemplo, en grosellas y mirtilos; es decir, en la fruta roja. La vitamina C está especialmente presente en la acerola, los cítricos y el kiwi.
  • Troncos de apio y bulbos de hinojo agregados en los caldos vegetales, al igual que la cebolla. Son verduras de efecto diurético, que ayudan a retener menor cantidad de líquidos.
  • Plátanos, patatas y tomates que aportan potasio con efecto diurético.

Beber agua

Beber al menos 2 l. de agua al día fuera de las comidas ayuda a fluidificar la sangre y a eliminar toxinas.

A raya.

  • Grasas saturadas procedentes de los cortes de carne grasos, leche entera, charcutería y bollería y repostería industrial
  • El consumo de café
  • Sazonar excesivamente los platos, ya que el exceso de sal contribuye a la retención de líquidos.
  • Comidas demasiado copiosas.
  • El tabaco, pues dificulta la circulación sanguínea.

Flavonoides.

Son un tipo de fotoquímicos presentes en algunas plantas y de las que se conocen sus propiedades vasoprotectoras desde distintas vertientes, pues poseen actividad antioxidante; incrementan la elasticidad de las venas y aumentan la resistencia de los capilares sanguíneos; mejoran el tono venoso facilitando la circulación de retorno, y previenen la formación de coágulos. Se encuentran más concentrados en uvas negras y mirtilos o arándanos, en los que se alían también la vitamina C y la provitamina A para potenciar el efecto antioxidante.

Cuatro interesantes frutas

  • Cerezas. De efecto diurético y desintoxicante, protegen los capilares.
  • Fresas. Adelgazantes, anticelulíticas y diuréticas.
  • Kiwi. Con mucha vitamina C y de efecto laxante.
  • Piña. Contiene bromelina que facilita la digestión y aporta fibra para estimular el movimiento intestinal.

Menú tipo

Desayuno

I vaso de zumo de arándanos, 2 rebanadas de pan con aceite de oliva virgen y queso fresco, 1 taza de malta.

Media mañana

2 kiwis

Almuerzo

Ensalada de lechuga, tomate, cebolla y apio, arroz integral con pimientos y pollo, 1 bol de frutas rojas (cerezas, fresas, frambuesas, etc.)

Merienda

1 bebida de leche fermentada, 1 plátano

Cena

Acelgas con patatas y sofrito de ajos, pescado azul a la plancha, pan integral, uvas negras.

About these ads

2 comentarios to “ALIMENTOS QUE MEJORAN LA CIRCULACIÓN. (Nutrición)”

  1. Lilia Rispe Says:

    Muy claro y buenos consejos

  2. janeth coromoto gonzález Says:

    articulo con información precisa y que yo desconocía,padezco de `várices y desde hoy incorporaré sus recomendaciones a mi estilo de vida….mil gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: