ALIMENTOS PARA LA BELLEZA (Nutrición)

Para la salud y belleza de piel, cabello y uñas son más importantes los alimentos que se toman que el tipo de cosmético que puede utilizarse. Las carencias de vitaminas y otros nutrientes se reflejan en la piel.

Al hablar de belleza y alimentación, toman un papel preponderante los nutrientes antioxidantes que, como su nombre indica, velan por impedir un exceso de oxidación celular, combatiendo el efecto que en este sentido ejercen los radicales libres. Gracias a los antioxidantes presentes en la dieta puede retrasarse el proceso de envejecimiento. Son conocidos las vitaminas y minerales que ejercen este efecto, como el betacaroteno o provitamina A, las vitaminas C y E y minerales como el selenio y el cinc.

Pero también hay que contar con las vitaminas del grupo B, que influyen directamente sobre la piel, previniendo problemas dermatológicos como dermatitis y eccemas. O tener muy en cuenta el básico consejo de tomar mucha agua para activar la eliminación de toxinas y mantener a raya la celulitis, así como que los bioflavonoides previenen los capilares rotos y los ácidos grasos preservan la tersura de la piel.

Una solución para cada problema

  • Arrugas prematuras. Hay que beber mucho agua, aumentar el consumo de verduras y frutas, los mejores aliados antioxidantes, y, por supuesto, apostar por las buenas grasas presentes especialmente en el aceite de oliva virgen.
  • Cabellos quebradizos. Requieren pantenol y vitamina B6. El primero contrarresta la fragilidad, la segunda da volumen y brillo y repara las dobles puntas. Los cereales integrales son una fuente excelente.
  • Capilares rotos. Se aconseja evitar el tabaco, que dificulta la circulación sanguínea, y aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, especialmente su corteza con la piel blanca. También los frutos rojos en general son ricos en bioflavonoides, que mejoran la circulación.
  • Caspa en el cabello. Muy relacionada con la biotina, otros aspectos que avisan de su necesidad son la piel seca con descamación, aunque la grasa se concentre especialmente en la zona T (nariz, frente, mentón) del rostro. La biotina pertenece a las vitaminas del grupo B y se halla en la yema de huevo, los cereales integrales, el tomate y las semillas de soja.
  • Celulitis. Hay que facilitar la eliminación de líquidos y toxinas retenidos, además de propiciar la tonicidad de la piel. Una excelente combinación es el consumo de agua, fibra para eliminar residuos y alimentos ricos en vitamina C y potasio.
  • Grasa en la piel y cabello. Resulta interesante aumentar el consumo de betacarotenos de frutas y verduras, además de prestar especial atención a dos vitaminas del grupo B, la B2 y la B6: un puñado de frutos secos al día, sin que falten las legumbres dos veces por semana y verduras como las espinacas, las acelgas y los champiñones. Estas dos vitaminas hidrosolubles también están presentes en la carne.
  • Flacidez. Se logra contrarrestar con la práctica de ejercicio físico y la vitamina C que se halla en cítricos, kiwis, coles y pimientos. Estimula la formación de colágeno, del que depende que la piel se mantenga elástica, sin flacidez y sin arrugas.
  • Resecación. La piel agrietada, seca, escamosa y sin brillo necesita los ácidos grasos esenciales presentes en los aceites vegetales, las semillas de girasol, los frutos secos como almendras y nueces, el aguacate y la soja.
  • Uñas quebradizas. Suelen delatar una carencia de cinc, vitaminas del grupo B y vitamina E. hay que estimular el consumo de cereales integrales, frutos secos, guisantes, pescado y carne con pocas grasas. Puede también aconsejarse la suplementación dietética con levadura de cerveza y germen de trigo.

Básicos

Hay vitaminas y minerales que resultan básicos para el buen aspecto de la piel, cabello y uñas.

  • Betacaroteno. Contrarresta el envejecimiento cutáneo, favorece la formación de colágeno y, por supuesto, la de melanina para el bronceado. Se encuentra sobre todo en frutas y verduras amarillas, naranjas, rojas y verdes.
  • Vitamina C. Interviene en la formación de colágeno, contrarresta el efecto envejecedor de los radicales libres y mantiene la elasticidad de los tejidos. Se encuentra sobre todo en cítricos y kiwis.
  • Vitaminas del grupo B. Su carencia provoca grietas, eccemas, caída del cabello, uñas frágiles. Se encuentra sobre todo en cereales integrales y levadura de cerveza.
  • Vitamina E. antioxidante para combatir el envejecimiento de la piel. Se encuentra sobre todo en aceites vegetales vírgenes y germen de trigo.
  • Selenio. Mineral antioxidante que contribuye a mantener la elasticidad de la piel y también previene la aparición de caspa. Se encuentra sobre todo en cereales integrales y legumbres.
  • Cinc. Otro antioxidante del que dependen la salud y belleza de las uñas. Se encuentra sobre todo en las ostras y en los cereales integrales.

Fresas cosméticas

Además de deliciosas y tentadoras, las fresas resultan un “cosmético” de preferencia, porque son:

  • Anticelulíticas, por su combinación agua-potasio y fibra.
  • Antioxidantes, gracias a la presencia de vitamina C.
  • Adelgazantes, porque sólo aportan 32 calorías por 100 g.
  • Revitalizadoras, ya que la vitamina C ayuda a absorber el hierro que contienen.
  • Protectoras de las venas, por la presencia de bioflavonoides.

Menú tipo

Desayuno: zumo de naranja natural, 1 yogur, pan de cereales con aceite de oliva y una loncha de jamón serrano.

Media mañana: 1 tazón de fresones.

Almuerzo: ensalada con frutos secos, tortilla de champiñones con perejil, pan de cereales, 1 bebida de leche fermentada.

Merienda: macedonia de queso fresco con kiwis y azúcar de caña.

Cena: crema de verduras, especialmente de hoja verde, espolvoreada con germen de trigo, carne o pescado a la plancha, pan de cereales, 1 rodaja de melón.

La receta

Una menestra de principios de primavera, muy depurativa y ligera, que contribuirá a un cutis más limpio de impurezas. Aporta también betacarotenos procedentes sobre todo de las zanahorias y espinacas.

Ingredientes para 4 personas: 2 patatas grandes, 1 zanahoria, 1 cebolla, 1 rama de apio, 1 manojo de espinacas tiernas, 1 ramillete de perejil, 1 ramillete de cebollino, 1 ajo, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 2 pastillas de caldo vegetal, sal y pimienta.

Preparación: Poner a hervir 1 l. de agua con las pastillas de caldo. Cuando hierva, agregar las patatas y la zanahoria peladas y troceadas. Mientras, limpiar bien las espinacas y hierbas. Pelar y cortar en juliana la cebolla y el ajo. Rehogar todo ello con el aceite a fuego bajo y añadir a la cazuela con las zanahorias y patatas. Salpimentar al gusto y cocer a fuego lento durante 20 minutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: